Actualidad y mucho más

Noticias

Covid-19 y violencia contra la mujer

Covid-19 y violencia contra la mujer

La pandemia causada por el Covid-19 ha obligado a las personas a quedarse en casa, de hecho esta es la campaña en muchos países, incluida Argentina, las autoridades se centran en tratar de frenar el nivel de contagios con estas medidas de distanciamiento social, sin embargo estas medidas pueden crear mayores niveles de impunidad en casos de violencia contra la mujer.

Incluso se pueden generar riesgos adicionales que pueden aumentar la frecuencia y nivel de severidad de la violencia de género, de acuerdo a los datos que ha arrojado la investigación La pandemia invisible, la cual fue realizada en 21 países de habla hispana y en Brasil y contó con el apoyo de medios de comunicación de diversos países 

El estudio indica que quedarse en casa durante la pandemia aumentó el riesgo para las mujeres de sufrir violencia doméstica, pero además un posible incremento en su frecuencia y severidad. La investigación se basa en datos realmente alarmantes 

En Argentina, durante los cuatro meses de confinamiento, que inició el 22 de marzo, fueron asesinadas 92 mujeres, de acuerdo a informaciones suministradas por el observatorio La Casa del Encuentro. A ello hay que sumarle que durante este tiempo los servicios sociales básicos, de justicia y salud estaban interrumpidos o en el mejor de los casos trabajando en un horario restringido.

En otros países de la región la situación también es alarmante, en Perú durante los dos primeros meses de cuarentena 12 mujeres fueron asesinadas, además se presentaron 26 intentos de feminicidio, En Paraguay para fianles de julio se había registrado el asesinato de 18 mujeres, En Bolivia la cifra de feminicidios fue de 59 durante el primer semestre de este 2020.

Un porcentaje significativo de estos asesinatos ha ocurrido a manos de parejas, familiares o personas del entorno de las víctimas, esto se debe en parte a las condiciones de aislamiento que ha generado la pandemia del Covid – 19, es estudio indica además que se requiere de de políticas públicas efectivas que permitan afrontar la violencia contra la mujer.